domingo, 22 de mayo de 2011

Nuestra Intencionalidad y la Dimensión del Hara


Todo lo que hacemos está basado en la Intencionalidad. Por el modo en que nos expresamos transmitiremos también nuestra verdadera  intención. La intención es la Energía con la que cargamos nuestra expresión. Podemos cargar las mismas palabras que expresamos con distintos tipos de energía, como pudieran ser el amor, odio, repugnancia, etc...Es esta energía detrás de las palabras la que expresa nuestra intención. Y es esta misma energía la que carga nuestro campo aural. El alma no te puede engañar por eso nos deberíamos llevar por lo que sentimos no por lo que nos digan.
Cuando nuestras intenciones son contradictorias tenemos dificultades para crear lo que queremos, pero cuando nuestra intención es sana, está alineada con nuestros anhelos superiores, entonces podemos crear sin dificultad ya que nuestra intencionalidad está alineada con los principios creativos universales.
Nuestra intención más elevada es cumplir nuestra misión en la vida. Cuando nuestra intencionalidad está alineada con nuestra misión, no tendremos dificultades para crear lo que queramos. Cualquier desequilibrio en la intencionalidad "verdadera" (nuestra misión en la vida) altera el campo aural y tenemos dificultades.
Nuestra intencionalidad se encuentra en la dimensión de la linea Hara. El Hara es un término japonés que significa bajo vientre y  cualidades de energía, fuerza y poder concentradas en el bajo vientre. En el ombligo se encuentra el Tan-Tien  y es la Chispa Divina dentro de nosotros. Por eso somos Seres Creados a Imagen y semejanza de Dios. Cuanto más cerca estás de Tí mismo más cerca estás del Tan-tien (chispa divina dentro de ti ) y más cerca estás de Dios. En el Tan-tien existe la sufiente energía como para crear un a bomba  atómica, un Universo entero. Es sobre esa dimensión del Hara donde nuestro cuerpo se mantiene y sustenta.
La linea Hara es el "tubo" de energía principal del cuerpo y el alma que empieza en la Puerta de las Estrellas atavezando y uniendo la Estrella del Alma, la Estrella del Núcleo y la Estrella de la Tierra.
Cuando tu intencionalidad es la verdadera, usted sigue su misión en la vida y se encuentra sincronizado con las energías creativas universales y las expresas de forma holográfica ( o sea, en todos los aspectos de la vida), entonces la linea hara es fuerte, brillante, bien conectada a estos tres puntos bien recta y bien anclada a la Estrella de la Tierra consiguiendo lo anterior su vida "va sobre ruedas", todo le sale bien, no tiene dificultad alguna para expresar sus energías creativas.
Pero si por el contrario su intencionalidad no es la verdadera, su linea Hara se encontrará deformada, y así su vida. Su vida se encontrará llena de dificultades, de discusiones, mal entendidos, confusiones, enfermedades y problemas.